La venganza

1.

El pájaro tomó la escopeta, apuntó a su blanco y entonó un bello canto a la vida. No disparó.

2.

Vio la escopeta en el piso. Se acercó con cautela y entonces el pájaro amarillo depositó con gana largamente reprimida su mierda sobre el gatillo.

 

R.S.

 

Resultado de imagen para pajaro amarillo pintura